Los costes en I + D de los fármacos para el cáncer son menores de lo que esperaríamos, por Anna García-Altés @annagaal


Una justificación común para los altos precios de los medicamentos contra el cáncer, tema recurrente en el blog Gestión Clínica y Sanitaria, es el considerable gasto en investigación y desarrollo (I + D) necesario para llevar un medicamento al mercado. Una estimación reciente del gasto en I + D es de 2.700 millones de dólares para una firma en el mercado estadounidense. Sin embargo, este dato es una actualización que se hace periódicamente basada en un estudio antiguo (de 1979), poco transparente, financiado por la industria y que no ha sido replicado.  

Pues bien, hace poco más de una semana salía en avance “on-line” un interesante artículo, que presentaba los resultados de un estudio realizado para calcular el gasto estimado en investigación y desarrollo para desarrollar un medicamento para el cáncer. Los autores analizan las presentaciones de la US Securities and Exchange Commission para 10 fármacos contra el cáncer. Ellos estiman que el coste medio de desarrollar un solo fármaco contra el cáncer fue de 648 millones de dólares. Por su parte, los ingresos después de la aprobación de dicho fármaco fueron de 1.658,4 millones de dólares.

Estos resultados proporcionan una estimación transparente del gasto en investigación y desarrollo en medicamentos contra el cáncer y muestran que los ingresos obtenidos desde la aprobación son sustancialmente más altos que la inversión en I + D previa a la aprobación.

Hace unas semanas más, en el mes de agosto, aparecía publicado otro artículo que analizaba si los fármacos aprobados por la Food and Drug Administration (FDA) a través del “expedited review” ofrecían mayores ganancias en salud (QALY) que los que se aprobaban a través del mecanismo convencional. Los resultados del estudio confirmaban que esto era así. Pero lo que llamó más la atención a quien escribe es uno de los gráficos del artículo, en el que puede verse que un porcentaje relevante de los fármacos aprobados no añaden QALY, es decir, son menos efectivos que alternativas similares.

Dicho esto, en Catalunya el gasto en medicación hospitalaria de dispensación ambulatoria (fármacos de última generación para el cáncer, sida, artritis reumatoide, esclerosis múltiple, hepatitis C, principalmente) representa el 9,5% del gasto del CatSalut y, con diferencia, es la partida del presupuesto con mayor incremento anual. Los artículos comentados dan razones adicionales para avanzar en la evaluación con datos reales la efectividad y coste-efectividad de estos fármacos.

Powered by WPeMatico